SOBRE MÍ

Mi nombre es Laia Vallet, me defino como mujer, madre, acompañante de la mujer en la etapa de la maternidad, asesora en lactancia materna y crianza instintiva, facilitadora de círculos de mujeres para sanar la herida emocional del parto traumático y acompañar los nuevos embarazos.

Hace seis años que acompaño a mujeres en su maternidad. Mi primer proyecto fue este: Ámate con Doula, y ahora he sentido la necesidad de unir los círculos de mujeres, que ya venia organizando, y el camino de la maternidad y he creado El círculo de Artemisa, con el objetivo de acompañar a las mujeres en su reconexión con la sabiduría y poder interior para vivir un embarazo, un parto y una crianza conectadas con su intuición y con su instinto.

Me convertí en madre en el 2017 y esta nueva etapa y nueva forma de mi ser (el ser madre) trajo una gran sacudida a mi vida y a la vez una gran oportunidad de transformación y crecimiento. Una revolución en mi y en nuestro hogar.

Ser madre de una bebé prematura y enfermar al poco de dar a luz, no fue nada fácil y fue justamente eso, lo que me ayudó a sentir en el propio cuerpo lo que antes solo estaba en la mente y en los libros.

Me formé como doula en el 2014 y sigo formándome en la actualidad, la responsabilidad con mi proyecto hace que esté siempre al día y actualizada, pero mi hija Olivia Dana, y mi compañero han sido y son mis grandes maestros.

En estos años he acompañado a varias familias durante el embarazo, el parto y el puerperio y cada acompañamiento ha supuesto para mi un nuevo reto y un nuevo aprendizaje.

Cada mujer es única y cada acompañamiento es hecho a medida. Eso significa que cualquier situación importante para la mujer lo es también para mí, ya que la parte fundamental de mi trabajo es sostener a la futura madre en todas sus emociones de una manera respetuosa, sin juicios, cercana y ayudándola a disipar sus dudas y sus miedos.

En cada acompañamiento hay una entrega sincera, poco a poco se teje un vínculo entre las dos y finalmente y de manera natural, Laia deja de ser la Doula para convertirse en una confidente, en una amiga, en una hermana.

Si quieres conocerme mejor, escríbeme. Podemos conocernos en persona y ver cómo puedo acompañarte en este viaje increíble.

Dicen de mí