SOBRE MÍ

Yo soy Laia Vallet. Tengo 30 años y desde hace nueve meses soy madre de una niña.

La maternidad ha traído una gran sacudida a mi vida y a la vez una gran oportunidad de transformación y crecimiento. Una revolución en mi y en nuestro hogar.

Ser madre de un bebé prematuro no es fácil y ha sido justamente eso, lo que me ha ayudado a sentir en el propio cuerpo lo que antes solo estaba en la mente y en los libros.

Gracias a mi propia experiencia, ahora más que nunca me reafirmo en la decisión que tomé hace tres años cuando decidí dedicarme a lo que realmente me hacía feliz y me apasionaba que era acompañar a las mujeres en el gran camino de convertirse en madres y a vivir este momento en plenitud.

Me formé como doula en el 2015 y sigo formándome en la actualidad en Lactancia y Salud Mental Perinatal, pero mi hija Olivia Dana, y mi compañero han sido y son mis grandes maestros.

En estos años he acompañado a varias familias durante el embarazo, el parto y el puerperio y cada acompañamiento ha supuesto para mi un nuevo reto y un nuevo aprendizaje.

Cada mujer es única y cada acompañamiento es hecho a medida. Eso significa que cualquier situación importante para la mujer lo es también para mí, ya que la parte fundamental de mi trabajo es sostener a la futura madre en todas sus emociones de una manera respetuosa, sin juicios, cercana y ayudándola a disipar sus dudas y sus miedos.

En cada acompañamiento hay una entrega sincera, poco a poco se teje un vínculo entre las dos y finalmente y de manera natural, Laia deja de ser la Doula para convertirse en una confidente, en una amiga, en una hermana.

Si quieres conocerme mejor, escríbeme. Podemos conocernos en persona y ver cómo puedo acompañarte en este viaje increíble.

Dicen de mí