Cuentan sobre mí

Dice Ostara

Me quedé embarazada al mes de decidir ser madre. Nunca antes me había interesado por tener hijos, así que no sabía nada sobre el tema. Mi corazón me decía que necesitaba una doula, aunque tampoco tenía claro lo que era exactamente. Necesitaba que alguien me guiara y me diese mucha información en poco tiempo. Laia me acompañó desde la distancia, ya que vivimos a 400 km., y siempre que la necesité estuvo ahí para aclarar mis dudas o quitarme mis miedos. Sin ella habría acudido al parto muy asustada, pensando que era lo peor que me podría pasar, deseando que acabase pronto y sin sentir nada. Pero gracias a su acompañamiento, me di cuenta de que mi idea de parir estaba totalmente influenciada por comentarios que había escuchado a lo largo de mi vida y por el «establishment» médico. Laia me enseñó a coger las riendas y tomar las decisiones en lo relativo a mi propio cuerpo y el del bebé cuando nace.

Ostara