En el Embarazo

A veces el ritmo frenético en el que vivimos nos impide vivir con presencia nuestro embarazo y lo hacemos muy desconectadas de nuestro cuerpo.

Cumplir con las rutinas y responsabilidades del día a día hace que nos exijamos mucho para llegar a todo y nos olvidamos de que estamos gestando.

Nos olvidamos que el cuerpo de la mujer esconde el milagro de la Vida, que otro ser habita en nosotras y que la naturaleza le está confeccionando un cuerpo. Nos olvidamos de que desde el momento en que quedamos embarazadas, estamos prestando nuestro cuerpo para que otro venga a través de él. Nos olvidamos de que somos el nido donde actúa la ingeniería del Universo. Nos olvidamos de que «estamos de servicio» todo el tiempo. Y esto aún y siendo una etapa bonita en la vida, a veces resulta difícil de llevar.

Y así entre nausea y nausea, entre bostezo y bostezo y al observar la sutil metamorfosis de tu cuerpo desde el primer día… respiras, sonríes y aceptas el presente como parte de este gran viaje que solo ha hecho más que empezar.

Quizá llevas años preparándote para este momento o quizás te ha cogido por sorpresa. No importa. Hoy el sol brilla para ti. Deja que todo suceda.

Si quieres vivir un embarazo en el que te sientas conectada con tu bebé, teniendo recursos para superar los miedos y las dudas, confiando en tu cuerpo y en tu sabiduría interior y ver crecer tu confianza con el paso de los días hasta el momento del parto, te acompaño en el plan “Cree en ti.”